Miércoles, 12 de Septiembre de 2012 14:49

"Los trasplantes de tejidos serán poco a poco algo habitual"

"Los trasplantes de tejidos de una persona a otra poco a poco serán habituales; será igual que cuando en su día se hizo el primer trasplante de corazón y nadie creía en ello".

Es la visión de futuro del cirujano plástico Domingo Sicilia, representante del equipo de personas del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla que prepara el primer trasplante de cara en España, el sexto del mundo.

-¿En qué punto se encuentra los trámites para la realización de ese trasplante?

-Una vez que el Virgen del Rocío ha sido acreditado para la realización de trasplantes de miembros superiores y trasplantes faciales, y que en este caso ya hay un receptor potencial, lo que queda es pasar la evaluación de la comisión ética del hospital y posteriormente obtener el visto bueno definitivo de la Organización Nacional de Trasplantes. Por lo demás el hospital cuenta con toda la infraestructura requerida y necesaria ya que tiene amplia experiencia en trasplantes de órganos sólidos.

-¿Se pueden conocer las características específicas del caso en estudio?

-No, por la Ley de Protección de datos y la protección del paciente, por ahora no podemos especificar más.

-¿Cuáles son las probabilidades de éxito del trasplante?

-En realidad, las mismas que cuando hacemos un trasplante de tejidos de la misma persona, pues lo que hay que lograr es que estos tengan irrigación y sobrevivan, y la técnica permite lograrlo con un 98% de probabilidad de éxito.

-¿ Y en cuanto a la consecución de la expresión de la cara?

-Esto ya depende de cada caso ya que no siempre es preciso realizar también el implante de músculo y la conexión de nervios. Debe quedar claro que en este tipo de trasplantes no se puede pensar en el concepto de belleza; de lo que se trata es de dar una solución a personas limitadas socialmente y que no pueden ni salir a la calle sin ocasionar un rechazo.

-Entonces ¿en qué casos están indicados los trasplantes de recepción de tejidos de un donante?

-La mayoría de deformidades faciales pueden solventarse mediante la utilización de tejidos propios del paciente. Y esta es además la opción más adecuada porque no es preciso que la persona se esté medicando con inmunosupresores toda la vida para evitar un rechazo de esos tejidos. Sólo se emplea en casos extremos, cuando se han agotados las demás posibilidades. De hecho este es uno de los puntos de debate.

-¿Hay otras cuestiones que suscitan diferencia de opiniones?

-Una preocupación que está ahí es la posibilidad de que hecho el trasplante se vaya a reconocer al donante. Pero no es así, ni se reconoce a este ni tampoco la cara de la persona que lo recibe. El celebro, la estructura ósea y los músculos siguen siendo los del receptor.